Medianoche – Claudia Gray [4/50]

medianoche


Una historia de romance entre vampiros y humanos. ¿Dónde lo habré escuchado antes?

Ah, además es una chica que no encaja en el instituto y el chico al que todos miran raro… Ya. ¿No parece familiar la historia?


Sí, yo pensé eso cuando lo comencé a leer la primera vez. Ya me habían advertido que al principio todo parecía fotocopia de Crepúsculo (el primer libro de la saga del mismo nombre de Stephenie Meyer). Sin embargo, al llegar al final del séptimo capítulo, no queda más que tragarse las palabras.

Y resulta que nada era como lo había adivinado. Pero luego todo vuelve a la monotonía. Claro, se torna predecible lo que va a suceder… o eso creía hasta que la historia da otro giro que no esperaba.

Es la segunda vez que la leo. La primera vez me acerqué a la historia desde la perspectiva de la lectora que va descubriendo la historia, que no sabe a qué mundo se enfrenta página por página y a quien la sorpresa de los giros inesperados cautiva por la inyección de adrenalina provocada por la estimulación a mi imaginación.

Esta vez me acerqué un poco más desde la perspectiva de la escritora. Pude imaginarme su sonrisa interna mientras escribía frases que sólo adquieren doble sentido para quienes conocen el secreto detrás de la historia y cómo se hacía cómplice con cada página para engañar a su lector, aplicando la premisa de que nada está mejor oculto que poniéndolo a la vista de todos.

Valió la pena volver a leerlo, no porque la historia deje algún mensaje, sino para admirar los recursos narrativos que utiliza Claudia Gray para sorprender a su lector, algo que en la saga de Stephenie Meyer sólo pude verlo en Amanecer.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *