¿Quien hizo los dí­as más cortos?

558287_hide_and_seek

Cuando era niña, los días tenían que ser mucho más largos. Si no, no me explico cómo daba tiempo de ir al colegio todas las mañanas. Estar allí puntual a las 7 para que al tocar el timbre ya estuvieramos formadas y listas para la oración matutina. Luego recibir las clases con nuestra maestra; jugar tenta, electrik, liga o jacks en el recreo, o quizá nos poníamos de acuerdo en llevar nuestras muñecas y accesorios para jugar.
Luego de recibir el resto de las clases, nos ibamos muy contentas de la mano de quien nos iba a traer, llegabamos a almorzar y luego a hacer tareas.
Ah, pero esta niña no podía hacer las tareas en silencio. Tenía que estar encendida la televisión, usualmente viendo alguna caricatura japonesa, que en aquel tiempo no sabía que era japonesa ni que le decían anime, para mí era chino.
Un día típico de televisión era Candy, Sailor Moon, Zenki, Super Campeones… cambio al Discovery Kids porque estaba El Fantasma Escritor, Bernardo y su Reloj, algun otro programa… cambio al Nickelodeon para ver Pete y Pete, Clarissa. De nuevo cambio para ver Dragon Ball, Dragon Ball Z, luego Ranma 1/2 y Mikami o Dr. Slump. De regreso al Nick para ver Le temes a la oscuridad y otros programas…
Recuerdo que a las 6 de la tarde veíamos Batman y el Zorro mientras mi papá se preparaba para ir a trabajar. Era la hora de la refacción, y nos ibamos a la cama de su cuarto en cuanto escuchabamos el ruido de la rasuradora.
Algunos episodios de todas estas series me los perdía (usualmente los más emocionantes, jejeje) pero en esos momentos era cuando jugaba con mi hermana en la sala o en nuestro cuarto con la casita de la barbie o la casita miniatura. Tuvimos una época que jugabamos a dar vueltas hasta marearnos, o que nos dio por cocinar postres.
Mis primos llegaban por las tardes a jugar con el nintendo, o a hacer travesuras. Descubrimos la reacción del bicarbonato y el vinagre.
Recuerdo las tardes cuando mi mamá lavaba ropa, la música sonando de fondo, yo repasando los cuestionarios para los exámenes.
Por las noches era de leer los cuentos de la colección que mi papá nos compró o de los libros de mi mamá.
En las tardes de vacaciones saliamos al parquecito cerca de la casa, o a bicicletear en los callejones o en la colonia donde vivían mis abuelitos.
Habían tantas actividades y las hacíamos todas sin aburrirnos. Nos daba tanto tiempo para hacer tanto. ¿Quien hizo los días más cortos?

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *