Cuento en tiempo presente

El corredor se hace inmenso. Por más que corre no alcanza el final del pasillo que lo lleva a la libertad. Sus pies se sienten más pesados y cada paso se le hace más dificil, como si tardara un minuto en dar uno.
La desesperación por salir se fortalece al escuchar pasos a su espalda, pasos que se acercan a él para regresarlo a la oscuridad.
La fuerza lo abandona, pero el miedo a volver es más fuerte que su cansancio y la determinación lo impulsa a usar todas sus fuerzas para alcanzar la luz.
Los pasos se pierden entre el violento sonido del latido de su corazón. El aire le falta, la desesperación se intensifica, su mente se nubla. Sólo tiene fijo el objetivo de alcanzar la libertad.
Y la luz nunca llega, es solo una quimera frente a él. Va perdiendo la conciencia, la oscuridad nubla sus ojos. Los pasos que lo seguían se apagan al mismo tiempo que el latido de su corazón.
Otra luz lo espera, una luz que sí­ llega, una luz que va por él. Y por fin es libre.

Entradas relacionadas:

8 thoughts on “Cuento en tiempo presente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *