Democracia y el despertar de Guatemala

No suelo pronunciarme en cuestiones políticas, pero creo que vale la pena analizar los resultados, no solo de las elecciones de primera vuelta sino de cómo se refleja el despertar de los últimos meses.

Viendo quién votó por quién, las tres cabeceras municipales donde la conciencia cívica tiene más tiempo gestándose tuvieron una tendencia a FCN-Fuerza (Xela, Antigua y la capital). Lo de Jimmy era de esperarse. Cansados de los mismos de siempre y de las colas largas que acarrean, el que menos antecedentes tiene es el que llega con currículum de recién graduado, aunque tenga mala compañía.

Guatemala acaba de despertar, como gatito que acaba de abrir los ojos. El voto por Jimmy fue para unos, el que realmente les convencía, para otros el voto estratégico, el “lógico”, el hecho con el hígado o el voto de la decepción, todo esto sumó a su liderazgo y en segunda vuelta probablemente triunfe por el antivoto. Era de esperarse, el sistema nos condicionó, al participar Líder realmente nos dejaba en la encrucijada de irse por convicción o por estrategia. En una votación que se esperaba repuntara el voto nulo o en blanco, en realidad disminuyó en porcentaje de votos inválidos. El abstencionismo fue casi el mismo que en las elecciones pasadas.

La segunda vuelta será igual de cardíaca. No se sabe cómo van a dar las estrategias. Si los porcentajes de UNE y LIDER se suman, sobrepasan al de Jimmy… todo el peso recae en los votos de los partidos menores. Me da miedo pensar que la decepción los lleve a no votar. Si pasa LIDER al menos sé quién es peor y por quién sería el antivoto. Si pasa la UNE… ya no me queda tan claro y eso me da aún más miedo.

Por el lado positivo. Lo realmente inteligente en estas votaciones fue la distribución del congreso. En el tiempo que llevo de participar en las votaciones, no había escuchado a la gente tan interesada en informarse por quién votar para los curules. El voto cruzado siempre fue la estrategia, pero en esta ocasión fue más meditada. Quedó evidenciado esta semana que pasó que aunque el presidente se ponga los moños, si el congreso hace su trabajo, no le queda de otra que someterse. Porque cualquier presidente que hubiera quedado, con buenas o malas intenciones, si al congreso no se le da la gana, no lo apoyan… o si se le da la gana, nos hunden igual o peor que solo el presidente. (Véase Leyes Monsanto, Tigo, etc.)

El compromiso aquí es serio. De nuestros funcionarios, a ser realmente representantes de la voz del pueblo y no de sus propios intereses. Y de nosotros, a no volver a dormirnos, a no callar a esa bestia dormida que sábado a sábado rugió en las plazas, que logró someter a un presidente al “debido proceso”, haciendo valer las leyes.

Los siguientes puntos en agenda del pueblo serán las reformas a las leyes electorales, para que no volvamos a estar condicionados de esta forma. Que aquellos que no cumplan la ley no vuelvan a burlarse de ella porque no hay amonestaciones significativas, que no hayan artículos ambiguos que permitan que se den estas burlas y que Guatemala realmente florezca.

Esto apenas comienza.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *