[Nanowrimo 2014] Cinco años y cinco novelas

Captura de pantalla 2014-10-29 a la(s) 07.15.26

Estamos a pocas horas de que un nuevo noviembre vuelva a comenzar y los nervios son los mismos que el primer año. En realidad, el nerviosismo cada año es diferente.

El primer año, porque no estaba segura de que en un mes pudiera terminar una novela y que tuviera algo de sentido, por eso planeé cada detalle, en mi mente hice todo el esqueleto de la historia para que en noviembre pudiera ir rellenando los espacios en blanco.

De repente y conforme noviembre iba envejeciendo me vi con una historia diferente a la que había planeado. En esencia, los hechos eran los mismos, pero los detalles no eran los que había elegido inicialmente.

Hace dos días terminé lo que a mi gusto es la edición final de dicha novela y le coloqué el esquivo título final. Mientras iba repasando la historia recordaba también los días del primer Nanowrimo, los nervios y muchas cosas más.

El segundo año fue un poco más cómodo al inicio. Ya tenía la historia, fue la primera que escribí en mi vida, mas la inmadurez literaria con la que contaba en aquellos días no le daba la suficiente vida a la historia. Siempre había querido reescribirla, hacerla menos parecida a algo que ya había visto y más diferente a todo lo que ya había leído.

Vaya que sí resultó diferente. Los personajes cobraron vida y se apoderaron de ella, guiándome a un destino que yo no había imaginado. Originalmente la historia contaba con siete libros, pero con los nuevos giros que tomó ya no estoy segura de cuántos serán. En cuanto a su título, es la tercera versión del mismo y aún no estoy segura de que sea el título final.

El tercer año fue sencillo desde el punto de vista de planificación. La idea que concebí en octubre fructificó, hice una antología de historias relacionadas entre sí por una característica. Incluso el título llegó en una búsqueda afortunada. Fue el primer año que permití que alguien leyera lo que iba escribiendo en bruto y fue bastante gratificante.

Para el cuarto año me había resignado a no escribir nada nuevo, no me sentía atraída por ninguna historia. Tenía un fanfic de universo alterno (cuando tomas personajes de alguna serie, pero los sacas de su contexto y les creas uno nuevo) que quería escribir y tenía (aún tiene) el outline suficiente para una novela entera. Sin embargo, a cinco días del inicio, las musas atacaron y me cambiaron de planes.

Fue lo que en los foros de NaNoWriMo llaman un Nano Rebel, pues escribí la continuación de la historia escrita dos años antes. Tenía los personajes y las situaciones básicas, pero no tuve tiempo de realizar un outline detallado como había logrado los años anteriores. Sin embargo, la historia resultó bastante bien a pesar de que ha sido la que más retrasos ha sufrido. Incluso llegué a pensar que no iba a terminarla, que no iba a lograrlo.

Y aquí estamos, es el quinto año y estoy aquí, haciendo un recuento de los cuatro anteriores porque no tengo aún decidido qué escribiré este año.

Tenía que terminar de editar la novela del 2010 y creí no iba a terminar de hacerlo, por lo que me había resignado a no participar este año, pero tuve apoyo y mucha motivación para hacerlo, además de la afortunada coincidencia de tiempo libre. Concluida la edición casi entro en pánico. Faltaba una semana y yo no tenía una idea para escribir este año.

El problema ahora es que tengo varias, pero ninguna se me manifiesta definitiva para escribir.

Seguiré informando.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *