Juguete para perros hecho en casa

IMG_20140913_213909

Hace un año y un par de meses, llegó a casa un nuevo miembro canino. Un cachorro Schnauzer que pondría a prueba nuestra creatividad. Desde el primer día fue notorio que sería un perrito muy activo, por lo que acordamos que se le sacaría a pasear dos veces al día para que gastara sus energías y no hiciera destrozos en casa.

Sin embargo, la época lluviosa muchas veces causa que no pueda cumplirse esto y hay que buscar alternativas para hacerlo gastar sus energías.

Minu en impermeable
Aunque tiene impermeable y todo, la lluvia no lo deja dar su anhelado paseo siempre.

En varios artículos leímos que retar su cerebro les cansa tanto como salir a correr, y que recomendaban colocarles juguetes como huesos, pelotas y similares que se llenan con su comida y ellos son capaces de sacarla al moverlos con sus patas y hocico, para que de cierta forma “trabajen” por su comida.

Le conseguimos un hueso, pero aunque lo entretenía un rato luego se atoraban los pedacitos en la boquilla y ni siquiera nosotros podíamos sacarlos.

Un día lo encontramos jugando con una botella de plástico vacía. Al parecer a los perros les fascina jugar con botellas de plástico porque el crujido que hacen cuando las muerden les gusta. Pero para hacerle más entretenido y desafiante el juego, encontramos esta alternativa.

 

Necesitarás:

  • Botella de plástico. Si tu perro es de raza pequeña a mediana, con una botella mini te iría bien. Si tu perro es más grande, dependerá de qué tan enérgico sea.
  • Cuchilla. De preferencia una como la de la fotografía, pues al cortar sobre el plástico será un poco peligroso. Un cuchillo también puede ser buena opción si te sientes confiado, o auxiliarte con una vela para derretir el plástico más que cortarlo.
Una tijera también podría ser necesaria.
Una tijera también podría ser necesaria.

Paso 1: 

Retira la etiqueta. Las botellas de soda, sobre todo, tienen una etiqueta que no está completamente adherida y con la manipulación se puede romper y tu perro puede tragarsela.

IMG_20140913_213141

Paso 2:

Retira el anillo de seguridad. Algunos salen fácilmente, pero para otros necesitarás cortarlo con una tijera.

IMG_20140913_213225

Paso 3:

Con la cuchilla, haz un agujero como a un centímetro de la base.

IMG_20140913_213427

El agujero debe ser un poco más grande que lo que vayas a poner dentro.

IMG_20140913_213540

Paso 4: 

Haz otro agujero en la parte que va en disminución de la botella. Igualmente, debe ser un poco más grande que lo que vayas a poner dentro.

IMG_20140913_213700

 

Paso 5:

Coloca suficientes bocadillos para mantenerlo entretenido y coloca la tapa.

IMG_20140913_213804

No llenes por completo la botella. A los perros les agrada el ruido que hace y no se atorará la comida para salir.

IMG_20140913_213909

Paso 6: 

Entrégasela a tu perro y obsérvalo divertirse, y de paso te entretienes tú viendo cómo juega.

Algunos consejos:

  • Al principio, puede que tu perro no sepa qué hacer con la botella. Muéstrale jugando tú con la botella y que él coma lo que sale de dentro. Repítelo un par de veces y luego da un paso atrás. Observa qué hace, y si aún no entiende dale una ligera patada a la botella hacia él, pero no tan fuerte que se asuste.
  • Cuando la botella esté opaca, aplastada o muy mordida, cámbiala por una botella nueva. Si eres de los que reciclan sus botellas plásticas, no hay problema en que la ya usada la coloques entre las de reciclaje.

Entradas relacionadas:

  • No se encuentran entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *